UNA PISCINA TEMPERADA EN CASA

  • Yukon Piscinas Septiembre 6, 2017

Hoy en día existen distintos sistemas de climatización que permitirán alargar la temporada de uso de tu piscina o hacerla más confortable, pero se tienen que tener en cuenta varios factores como el tipo de piscina, el tamaño, la temperatura ambiente o el nivel de humedad, sobretodo en piscinas exteriores.

Lo primero que debemos saber es que una piscina se considera climatizada cuando la temperatura del agua es de unos 27ºC a 28ºC. De esta forma, será distinto climatizar una que se encuentre cubierta de una que no lo esté, puesto que influirá mucho el mantenimiento de la temperatura.

La instalación de cubiertas en la piscina no garantiza por sí sola la climatización de la piscina, sino que será una forma de garantizar que el agua permanece a la temperatura deseada, la cual se conseguirá a través de sistemas de calefacción.

Bombas de calor: equipos tecnológicos eficientes que calientan y distribuyen el calor a través del agua, recogiendo el 80% del calor del aire para calentar tu piscina.

Paneles solares: dispositivos que captan la energía solar, que también puede ayudarnos a calentar el agua, pero que dependerá de las condiciones climáticas para su óptimo funcionamiento.

Calentadores eléctricos: son perfectos si buscas simplicidad. Es un sistema rápido y seguro de calentar el agua en spas o piscinas pequeñas.

Deshumificadores: son aparatos que eliminan el aire húmedo y frío con la ayuda de un circuito frigorífico que evita humedad y frío al salir del agua. Mantienen el aire seco y caliente todo el tiempo con la tecnología más silenciosa. Cubiertas: existen modelos fijos y móviles, de distintos materiales y altura. Ayudan a mantener la temperatura del agua y evitan su evaporación.