Una paleta de colores para pintar tu piscina

  • Yukon Piscinas

El primer color que se viene a la cabeza al decir, piscina, es el azul y toda su gama, porque es el color asociado al agua. Tradicionalmente las piscinas se pintaban siempre de color azul, pero hoy existe una paleta de colores dentro de la gama de azules y muchos otros, que van desde el negro hasta el rojo.

Para elegir el color de una piscina lo primero hay que tener en cuenta son los efectos de la luz. Una piscina al aire libre reflejará siempre el cielo, y una piscina interior reflejará el color del techo.

El revestimiento de la piscina también es uno de los elementos importantes en el efecto visual en la piscina.

Y si vamos a cada color encontramos que cada uno provoca distintas sensaciones, temperatura y efectos. El color azul por ejemplo está asociado a la tranquilidad y relajación, y sigue siendo el color más usado.

El blanco destaca los elementos del interior y alrededor de la piscina, aporta luminosidad a la zona, y ayuda a mantener la temperatura.

El gris tiende a oscurecer la tonalidad del agua y ayuda a elevar la temperatura.

El color negro absorbe la luz, atrae el calor, lo que ayuda a mantener el agua más temperada. Es recomendable para las zonas frescas.

Los colores rojos, naranjos, amarillos y rosados son una propuesta para los más arriesgados, son colores originales que van bien con una arquitectura vanguardista y su mantenimiento es similar al del color azul.